Noticias

Los institutos de Castilla La Mancha tendrán desfibrilador

Los institutos de Castilla La Mancha tendrán desfibrilador

Los institutos de Educación Secundaria de Castilla-La Mancha dan un salto más allá del botiquín. Ahora todos podrán contar con un desfibrilador semiautomático. El consejero de Educación, Marcial Marín, señaló que  se trata de un «elemento de prevención y seguridad ante posibles paradas cardiorrespiratioras». De hecho se calcula que cada minuto que pasa sin aplicar  el desfibrilador disminuye la supervivencia entre un 7 y un 10%. El consejero explicó que van a empezar por los institutos de Secundaria  debido a que son esas edades las de mayor riesgo en el ámbito de la enseñanza obligatoria, pero no descarta en el futuro extenderlo a los colegios de Primaria.

Esta iniciativa se podrá llevar a cabo gracias a que Caja Rural de Castilla-La Mancha pone el dinero. Ayer el consejero de Educación firmó el convenio con el director general de la entidad financiera, Víctor Manuel Martín. Con esa rúbrica, Caja Rural de Castilla-La Mancha pone sobre la mesa 300.000 euros, la cantidad suficiente para que todos los institutos de Secundaria puedan contar con un desfibrilador (se calcula que hay 225 centros y que cada desfribilador cuesta de media 800 euros).

Los centros eligen.

Los centros educativos tienen la opción de elegir si quieren este instrumental, que les saldrá gratis porque lo paga Caja Rural de Castilla-La Mancha. Marín explicó cómo será el procedimiento. «En principio vamos a hacer una circular a todos los institutos para que puedan solicitarlo voluntariamente», señaló, «espero que todos se adhieran».

Además en esta iniciativa también se ha involucrado el Servicio de Salud de Castilla-La Mancha, el Sescam, que se encargará de enseñar a los profesores cómo se utiliza un desfribilador. Se hará a través del Centro de Formación de Profesorado que funciona a través de aulas online.  Aun así, apuntó que se impartirán «las nociones básicas del uso de esos desfibriladores, que es muy sencillo, porque son semiautomáticos».

El director general de Caja Rural de Castilla-La Mancha apostilló que espera que los institutos puedan contar con estos desfibriladores «de forma inmediata». Martín defendió la implicación de la Caja en un asunto que afecta a la seguridad y salud de una parte importante de la población castellano-manchega: «Nuestra entidad se siente especialmente orgullosa del convenio que llevamos a cabo con la Junta en un proyecto enormemente sensible, que mejora y vela por mejorar la calidad y seguridad de los profesores, alumnos y personal general de los centros educativos».

Apostilló que son este tipo de actuaciones las que corroboran que Caja Rural de Castilla-La Mancha es una «entidad claramente de economía social, que tiene su perspectiva financiera y que revierte y reinvierte en la tierra y su gente». Precisamente por estar presentando un programa de adquisición de desfibriladores, señaló que Caja Rural «es una entidad de corazón».

 

Vía: latribunadeciudadreal.es

Etiquetas
Mostrar más

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Botón volver arriba

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Cerrar