Gastronomía

Pastelería Valentín en Corral de Calatrava, profesión y pasión

Pastelería Valentín en Corral de Calatrava, profesión y pasión

Ubicada en Corral de Calatrava suma 85 años de historia y tradición

Eva María Rodrigo Sánchez*

Corral de Calatrava es un pueblecito a no más de 20 km de Ciudad Real. Una plaza con encanto da la bienvenida al viajero y es el centro de reunión de ancianos, niños y adolescentes. Es allí donde se ubica “Pastelería Valentín” que con más de 85 años de vida aúna tradición, historia y sabores de toda la vida.

Fundada por su abuelo, y ubicada en un primer momento en una de las calles más importantes de Corral de Calatrava, la calle Ancha, su abuelo decidió, al cabo de los años, trasladarla a la plaza para que cuando llegaran los turistas y los vecinos de los pueblos cercanos la vieran.

Más tarde la segunda generación se hizo cargo de la pastelería. Al caer enfermo el padre de Valentín, su madre Trini fue la verdadera cabeza de familia.

Desde niño Valentín ya se pasaba al obrador a ver como su padre, y después su madre, elaboraban los pasteles más típicos de su pueblo, magdalenas, tartas y bizcochos bailaban por aquel espacio donde los olores a chocolate, a azúcar y a almendra se mezclaban con el cariño que Trini ponía en cada receta.

¿El secreto entonces cuál es?-le pregunto a Valentín. “El recetario de mi abuelo que aún se conserva y se siguen fielmente sus recetas”, me responde. Un recetario que pasó de su abuelo a su padre y después a su madre, fieles a las recetas, me cuenta Valentín como anécdota, que al llevar tanto tiempo la pastelería abierta han llegado a conocer a distintas generaciones dentro de una misma familia, de hay que hayan preparado la tarta de bautizo, hayan continuado con la de comunión y más tarde le hayan confiado la de boda.

Explica que lo  más bonito es ver a la clientela como le comenta que  esos sabores les transportan al pasado, a la niñez cuando pasaba por esa plaza del pueblo en dirección al río y se paraba con su abuelo a comprar ese pastel  denominado “picos” que es un bizcocho tradicional con una crema de yema y glaseado de azúcar, los borrachos, las pezuñas o guindas, los pasteles de coco, los bocaditos de nata, el pastel de hojaldre nata y crema…

Actualmente Pastelería Valentín es un tándem , Trini y Valentin, madre e hijo se encargan de todo, y digo de todo porque ellos elaboran, atienden, ponen café. Aquí se puede tomar desde un desayuno espectacular, hasta celebrar una fiesta de cumpleaños en ese espacio acogedor y lleno de historia.

Valentín adora a su madre y tiene para ella unas palabras que dicen mucho del cariño con que esta pastelería continúa año tras año. “Mi madre, se hace cargo al morir mi padre del negocio; ella es la que trabaja para sacar adelante a mis dos hermanos, Aldo y Jaime, y a mí, es la decisión más importante de su vida y compartir con ella el lugar de trabajo es un orgullo”, explica

Existe algo mágico en el mundo la repostería porque si los cocineros son creativos, trabajadores y tienen su punto de locura, los reposteros como Valentín y Trini son especiales, buenas personas, dulces, amables y que te ofrecen más que pasteles. Empanadas de cabello de ángel, mantecados, almendrados y algo que no podemos olvidar, una innovación que Valentín se atrevió a añadir a ese recetario que tiene vida propia, “El Corralito” un mini mantecado de bocado que hace las delicias del paladar.

Como veis tenemos muy cerca a un gran repostero que se rifan las marcas y aparece en televisión cada dos por tres. Que sí, que tenéis que ir a conocerlo a Corral de Calatrava, tenéis que probar sus famosas palmeras de chocolate y sus dulces de los santos, buñuelos conocidos por toda la provincia.
Sólo me queda emplazaros a conocerlo directamente y que me contéis la experiencia y para abrir boca os dejo su Facebook @PasteleriaValentin. Cuando visitéis la pastelería preparaos para vivir una aventura muy sabrosa.

Concursante del programa “Deja sitio para el postre”

Valentín ha participado en uno de los programa de televisión más dulce “Deja sitio para el postre” donde vimos a un Valentín compañero, repostero y con una creatividad increíble que le ha llevado a trasladar a su obrador de Corral tartas de fondant no al uso, galletas para celebraciones y un sin fin de bocados que no podéis dejar de probar. Además, este reconocido repostero colabora con distintas marcas reconocidas de productos de repostería como imagen. Tescoma es una de ellas.

*Asesora Gastronómica

Vía: Lanza Digital

Etiquetas
Show More

Related Articles

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

La moderación de comentarios está activada. Su comentario podría tardar cierto tiempo en aparecer.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Close